Con el financiamiento de Start Fund, Cáritas Madre de Dios en asocio con Save the Children, World Vision, DAS y Propurús, unen esfuerzos para llevar ayuda humanitaria a las familias afectadas por inundaciones

Más de 3 mil niños y niñas de comunidades nativas en Ucayali y Madre de Dios se encuentran afectados por las recientes inundaciones, con aulas sumergidas, centros de salud inaccesibles y pérdidas de cultivos que agravan la escasez de alimentos. La falta de agua potable ha desencadenado brotes de enfermedades, aumentando la vulnerabilidad de las familias.

Ante esta crisis, Save the Children encabeza la entrega de ayuda humanitaria, respaldada por Start Fund y en colaboración con Cáritas Madre de Dios, World Vision, DAS y Propurus. Más de 10,000 personas, incluidos más de 3,700 niños, están siendo asistidos en estas regiones devastadas por las intensas lluvias y desbordamientos de ríos.

La distribución de ayuda inició con la entrega de kits de soporte socioemocional a la Defensoría Municipal del Niño y del Adolescente (DEMUNA) de Coronel Portillo, en Pucallpa, en coordinación con la Gerencia de Desarrollo Social. La denominada “Maleta Esperanza” permitirá que dicha institución brinde asistencia a la niñez más vulnerable en su ámbito de intervención. Por su parte, en Madre de Dios, en Iñapari, se realizó una sesión de sensibilización con autoridades acerca de la emerqencia, con el fin de coordinar acciones conjuntas para a distribución de ayuda humanitaria.

La emergencia ha dejado a 93 colegios en Ucayali y 3 en Madre de Dios bajo el agua, interrumpiendo la educación de miles de niños. Los casos de enfermedades respiratorias y diarreicas se han multiplicado, especialmente entre los menores de 5 años. Además, la capacidad de atención en 72 centros de salud se ha visto comprometida, obligando al personal médico a improvisar espacios de atención.

La ayuda humanitaria incluye la distribución de alimentos, suministros médicos, rehabilitación de instalaciones de salud y kits de prevención de enfermedades como el dengue. Save the Children y World Vision también están trabajando en la protección de la niñez en estas áreas afectadas, activando mesas de protección distrital y proporcionando apoyo emocional a los operadores de protección.

En medio de la devastación, las comunidades nativas se enfrentan a la escasez de agua potable y la destrucción de sus cultivos, lo que agrava la crisis alimentaria. La entrega de ayuda se centrará en los distritos más afectados de Ucayali y Madre de Dios, priorizando la atención a las necesidades más urgentes de las familias y los niños en estas áreas golpeadas por la tragedia.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Categorías

Síguenos

Últimas noticias

Más noticias como esta...